Hemos enviado la siguiente texto al teniente de Alcalde Marc Armengol y al regidor del distrito 4, Amadeu Aguado, para pedir que haya sombra en el espacio para perros del colegio Francia:

Apreciados teniente de alcalde de Territorio y Sostenibilidad y regidor del distrito 4,

Desde Community Can Terrassa les agradecemos que nos deijasen acceder al proyecto del área de libre circulación para perros cercana al colegio Francia.

Cómo ustedes saben, no consideramos esta zona una buena solución para los propietarios de perros de Can Aurell, porque queda en un extremo del barrio, pero valoramos positivamente que el ayuntamiento se proponga solucionar uno de los problemas que sufre la ciudad. Además hemos comprobado que el espacio es grande y, si se cumplen los plazos de ejecución, no tendremos que esperar un año como preveíamos.

Two dogs playing with a ball.Centrándonos en la instalación, sí que querríamos llamarlos la atención y reclamar un cambio que creemos inexcusable en el proyecto: no hay previsión de ningún elemento arquitectónico ni vegetal que haga sombra. Perros, propietarios y acompañantes están expuestos totalmente en el sol en una superficie de 3.700 m2. Pensamos que en nuestra zona geográfica esto no es admisible, porque inutiliza la instalación durante muchas horas al año. Por un simple criterio de rendimiento del equipamiento, ya se tendría que modificar este aspecto.

Debemos decir, además, que crea un cierto agravio comparativo, porque hay zonas de sombra a las pistas de petanca y a todas las zonas verdes, excepto las que están destinadas a los perros.

De los argumentos que se nos han dado sólo podemos aceptar la falta de presupuesto, porque hemos consultado diferentes especialistas en jardines y ninguno piensa que la presencia de perros impida que haya árboles, por mucho que orinen. Pueden visitar en Barcelona y su entorno, incluido el Vallès Occidental, numerosos “pipicans” con árboles y césped. En cuanto al presupuesto, como saben, depende de la voluntad política. Nosotros sólo podemos reiterar que porque el equipamiento sea rentable, eficaz y atraigui usuarios todo el año, hace falta que haya sombra.

Tendríamos otras consideraciones a hacer sobre la instalación en concreto:

-Suponemos que la gente de can Boada agradecería una puerta más próxima.

-Cuatro bancos y una fuente por 3.700 m2 no parecen muchos bancos y fuentes.

-Los perros y los propietarios estarían mejor en un entorno que recordès más en un espacio natural y que tuviera diferentes puntos de atención.

-Ayudaría mucho en el estado de forma de los animales y a su equilibrio psicológico que con el tiempo se instalaran elementos de agility.

-Sería deseable que haguès un cercado dentro del espacio para cachorros y perros pequeños.

-Las vallas quizás no son las más adecuadas por una zona verde y si alguna persona o animal e impacta, se puede hacer daño.

En todo caso se pueden hacer cambios en el futuro, pero nos sorprende mucho que se piense que los perros y sus propietarios, no todos jóvenes y en plena forma, podemos correr y pasear por este espacio sin ninguna posibilidad de estar a la sombra.

Finalmente, reiteramos el ofrecimiento, que ya hicimos, de participar activamente en la creación de un espacio para los perros y aportar todo aquello que nos sea posible.

Atentamente,

 

Community Can Terrassa

Necesitamos sombra

Esta entrada también està disponible en: Catalán